Los 7nm de Intel se retrasan hasta finales de 2022 o 2023

En una conferencia sobre los resultados financieros de la compañía, el CEO de Intel Bob Swan, informó a los accionistas que el proceso de fabricación a 7nm tiene fallos y ahora mismo no es económicamente viable. Esto provocará un retraso en la llegada de los  primeros chips a 7nm hasta finales de 2022 o principios de 2023.

«El tiempo de los productos de CPU basados ​​en 7 nm de la compañía está cambiando aproximadamente seis meses en relación con las expectativas anteriores. El principal impulsor es el rendimiento del proceso de 7 nm de Intel, que según datos recientes, ahora está a una tendencia aproximadamente doce meses por detrás del objetivo interno de la compañía.» declaró Bob Swan.

El CEO indicó que han encontrado un defecto en el proceso de fabricación que causa una degradación de las obleas, lo que podría causar pérdidas millonarias de no solventarlo. Para ello comunicó que han invertido en «planes de contingencia», consistente en usar fundiciones externas. Estas ayudaran en la fabricación de las GPU a 7nm Ponte Vecchio, estas GPU deberían llegar a finales de 2021 o principios de 2022. Las primeras CPU para servidores de 7nm de Intel (Granite Rapids) llegaran en 2023.