Android puede convertirse en la mayor red mundial de detección de terremotos

En colaboración con el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) y la Oficina de Servicios de Emergencia del Gobernador de California (Cal OES), Google pretende crear la mayor red de detección y alertas tempranas de terremotos del mundo.

A partir de hoy, mediante un aplicación que usa los datos del acelerómetro del teléfono, los usuarios de Android pueden convertir su terminal en un pequeño sismógrafo, y con más de 2.500 millones de dispositivos en el mundo el alcance puede ser global.

«Todos los teléfonos inteligentes vienen con pequeños acelerómetros que pueden detectar señales que indican que podría estar ocurriendo un terremoto. Si el teléfono detecta algo que cree que puede ser un terremoto, envía una señal a nuestro servidor de detección de terremotos, junto con una ubicación aproximada de donde ocurrió el temblor. Luego, el servidor combina información de muchos teléfonos para determinar si está ocurriendo un terremoto» publicado en el blog de Google.

El servicio entra en funcionamiento hoy en el estado de California, que cuenta con una red más de 700 sismógrafos, que unidos a los datos recogidos por los usuarios que descarguen la aplicación crearán un sistema más fiable de alertas. Google llevará la iniciativa la más estados y países el próximo año.